La decoración de locales comerciales es la clave del éxito. Cuando hablamos de decoración, te pueden venir a la mente detalles como cuadros, lámparas u otros tipos de elementos pequeños o detalles para tu establecimiento. Y forman parte de ello, pero limitarlo es un error, pues no es de forma independiente lo que marcará la diferencia. ¿A qué nos referimos cuando hablamos de la decoración de locales comerciales pequeños o grandes?

La decoración de un local comercial a nivel profesional va ligado sobretodo a tu idea de negocio. Sobretodo si cuentas con expertos, estos recursos irán de la mano del plan de negocios de tu cafetería o panadería, y no solamente buscarán elementos decorativos bonitos pero aislados. Tendrán como objetivo pensar un estilo, de la mano de tu público objetivo, una ordenación de elementos concreta para facilitar el maximizar ventas y, entonces sí, elementos concretos buscando mejorar la estética.

1- Define el estilo de tu local comercial

La decoración de tu local comercial pequeño o grande se debe empezar desde la base, respondiendo a una pregunta muy clara. ¿Qué quiero ser? Los distintos elementos decorativos deben seguir una lógica común, buscando la imagen que queremos transmitir. Y ello no es independiente de la definición de tu público objetivo que deberías haber hecho al planear tu negocio.

¿Tu público objetivo es joven? Puedes buscar una decoración moderna o vintage. ¿Buscas un público mayoritariamente turista? Busca una decoración de tu local comercial en este sentido, que sea emblemática y puede ligarse con un plan de marketing. Por el contrario, ¿tu público son trabajadores o gente de paso? Busca una decoración más sobria, pero compite en precio. Ahí la cartelería será fundamental, pero ya lo veremos más adelante… ¿Buscas un público jubilado o más residencial? Piensa en una decoración más clásica.

La clave de este punto es no dar volantazos ni intentar matar moscas a cañonazos. Sobretodo si hablamos de la decoración de locales comerciales pequeños, no se trata de saturar con elementos decorativos descontextualizados solo porque te gustan. Busca una máxima coherencia, armonía y lógica entre ellos. Si lo haces de este modo, verás como observas la decoración con otros ojos.

2- Decoración de tu local: Integra los ‘funnels’ de venta

El negocio de panadería o cafetería puede ser tu vocación, pero no lo estarás haciendo solamente por tu interés altruista. Debes garantizar una rentabilidad económica para que el local comercial sea viable, y ello a profundamente ligado a las estrategias de marketing que establezcas en él. Y no hablamos (solo) de atraer clientes por la vista, de dar a conocer el establecimiento, de fidelizar con el producto, de un estado de mantenimiento y limpieza que transmita seguridad. Todo esto, ya se debería dar por hecho. 

Hablamos de la disposición de los elementos, como mostradores, puntos de venta, expositores, neveras, mesa y silla de forma óptima. Estos elementos también son parte de la decoración de locales comerciales casi tan fundamentales como toda la cartelería y elementos que cumplen una función meramente decorativa. Los mostradores deben destacar aquellos productos que esperas que se vendan más porqué son más rentables para tu proyecto. O bien puedes optar por destacar aquellos más fáciles de vender, y colocar cerca del punto de transacción los más ‘golosos’ o que impliquen más decisión en frío. 

Colocar, por ejemplo, las barras de pan (más baratas y de fácil decisión) a la vista y los dulces en el punto de venta o cerca es una gran estrategia… ¡pero no la única! Este es el punto donde es más interesante dejarlo en manos de expertos en la decoración de cafeterías o locales comerciales

3- Ahora sí, pasemos (bien) a los detalles

¡Gánate pasar a los detalles! Si ya has cumplido los puntos anteriores, puedes pasar a la parte más divertida y agradecida, los detalles decorativos. Estos detalles decorativos en locales comerciales pueden ser muchos y muy variados, pero aquí tienes algunas ideas:

  • Pizarras y/o carteles: Fundamentales para anunciar ofertas y productos. Tienen que ser bonitos, estéticos y atractivos, pero con los funnels de venta entre ceja y ceja.
  • Cuadros: Sí, pero siempre ligados a tu estilo.
  • Iluminación: Este detalle es de los más importantes. Juega con la iluminación de tu local para destacar aquellos productos que más te interesen, pues es una de las formas de marketing y publicidad más discreta. 
  • Otros detalles: Hay múltiples detalles minimalistas que encajan con cada estilo decorativo, pero deben ser en lo último que pienses. Detalles de mimbre en decoración vintage, sillas antiguas en locales rústicos… ¡Intenta que tengan un uso concreto!

Como has visto, la decoración de locales comerciales no se basa en poner un cuadro bonito o una luz a la última moda. Hay una lógica detrás al servicio del negocio de tu panadería, cafetería o pastelería. ¿Necesitas asesoramiento?