Plan de negocios de cafeteria

¿Sabías que una familia española gasta, de media, entre 2000 y 3000 euros al año en comer o beber fuera de casa? Eso supone aproximadamente un 10% de la renta media por hogar, lo cual explica el porqué muchos de los pequeños emprendedores eligen abrir una cafetería u otro tipo de local de restauración. A pesar de ello, la ausencia de un plan de negocios de una cafetería es uno de los errores más frecuentes entre los empresarios más novatos. Si ya tienes claro que necesitas un buen plan de empresa de cafetería, estás en el camino correcto, ahora solo necesitas saber como implementarlo.

¿Ya conocías el dato que te hemos dado al principio? Si la respuesta es no, ya empiezas con desventaja la elaboración de tu plan de empresa de cafetería (pero no te preocupes, todo es arreglable). ¿Por qué? El análisis del mercado es el primer punto a plantear en el “cómo abrir una cafetería”, aunque debes ir a un terreno más específico. Otros aspectos muy interesantes son definir tu competencia, y a partir de ahí, trabajar con el producto, los proveedores, estrategias comerciales etc. ¡Pero no te asustes! Vamos a desgranar punto por punto tu plan de negocio de cafetería.

Antes de abrir una cafetería: El análisis de mercado

Antes de abrir una cafetería e incluso de pensar en precios, personal u otros aspectos, debes centrar tus esfuerzos en el análisis de mercado. En este punto, hay diferentes claves que debes tener 100% controlados, en referencia a ti, al entorno donde establecerás tu cafetería u otro negocio de restauración y, por qué no, posible competencia:

  • Análisis de demanda y competencia: En este punto deberás llevar mucho más allá los aspectos planeados en la introducción. ¿Qué perfil de público hay en la zona donde quiero abrir la cafetería? ¿Qué otros negocios hay cerca? ¿Cuáles son los gustos, o incluso intereses, valores etc de mi ‘target’? Este punto de tu plan de negocios de cafetería debería ser una mezcla de análisis demográfico y de la competencia.
  • DAFO: No te limites a listar tus debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades “porqué necesito un DAFO” y punto. En este aspecto de tu plan de empresa para tu cafetería tienes que dejar ya muy claro como competirás en el mercado y, por lo contrario, qué elementos quieres esconder o simplemente no lucharás por ellos.
  • ¿De qué proveedores dispondré? Una cafetería requiere mobiliario, decoración de cafetería o incluso horno, neveras etc, en función del producto que vayas a acabar ofreciendo. Todo ello se definirá más adelante, pero aquí ya debes definir qué disponibilidad de proveedores tienes en tu zona. La mejor recomendación aquí es contar con profesionales de proyectos llave en mano en la decoración de cafeterías. ¡Y fuera problemas!

Fase expansiva: la parte comercial de tu plan de negocio de cafetería

Con una buena base ya puedes plantearte, por ejemplo, qué producto o servicio ofrecerás. “¿Qué tipo de café?” es la base, pero debes ir más allá. Pregúntate si también quieres ofrecer comida, como por ejemplo pastelería, ofertas de desayunos con bocadillos o similares. El margen del café es muy interesante, pero es probable que no llegues a cubrir tus objetivos comerciales solamente con bebidas. A no ser, claro está, que tengas entre manos una cafetería especializada en café de máxima calidad. El producto irá muy en función del análisis de mercado, por ello debes asentar una buena base.

Ligado con el producto, deberás elegir qué margen de precios tendrá tu plan de empresa de cafetería, en consonancia cada vez más con la comunicación y la publicidad. Una herramienta muy potente de publicidad será ofrecer degustaciones gratuitas a tus clientes, con tal de ganar conocimiento y reforzar tu imagen de marca, siempre y cuando encaje con tus objetivos comerciales. En el área comercial, puedes valorar si ofreces, por ejemplo, un servicio de distribución a domicilio, sobretodo si dispones de producto complementario con más margen. ¡Si ves una brecha de mercado, te puede diferenciar claramente de la competencia!

La parte comercial de tu proyecto para abrir una cafetería irá de la mano del área económica y financiera de tu establecimiento. ¡Recuerda que, si no hay rentabilidad económica, poco podrás plantearte!

Operaciones y recursos humanos para tu negocio

El último aspecto que deberás contemplar en tu plan de negocios de la cafetería que pretendes abrir es la gestión al día del equipamiento, los ‘stocks’ y la infraestructura en general. Este es un punto donde es precisamente importante tener en cuenta especialistas en proyectos llave en mano para montar cafeterías. Probablemente, sea el mejor modo de quitarte dolores de cabeza de encima, del mismo modo que querrás contar con algún externo que lleve tu área jurídica.

A colación con esto, deberás pensar qué estructura laboral tendrá tu establecimiento. Depende del volumen de negocio que estés planteando deberás estructurar un organigrama más o menos ambiciosa, con funciones bien definidas, un buen método de selección de personal y contratación y el modo para mantener a tu plantilla motivada.

Tu agudeza y capacidad de detección de oportunidades en el plan de empresa para abrir tu cafetería será clave. Sobre una base teórica/científica, deberás desarrollar tu talento, de lo contrario, todo el mundo será rico abriendo cafeterías. En cuanto a proveedores y montar tu cafetería, es especialmente interesante contar con asesores externos, especialmente que gestionen de forma integral el equipamiento y el montaje del negocio. De este modo, podrás centrar todos tus esfuerzos en la parte estratégica de la cafetería que tienes entre manos.